Properties, Design

Despierta cada mañana con las increíbles vistas al mar en Tenerife

Como si de una postal se tratase, la ventana de tu habitación se funde con un paisaje espectacular en tonos azules, ocres y amarillos. Las vistas al mar desde tu casa de lujo en Abama Resort son un verdadero deleite de incalculable valor porque cada día, sin importar la época del año, puedes desayunar al aire libre con la increíble paz que transmite el océano Atlántico y disfrutar de la puesta de sol sobre la Isla de La Gomera. Y es que con una temperatura media anual de 21ºC, en este enclave siempre te sentirás en primavera debido al microclima que se beneficia de los vientos alisios y de las corrientes del Golfo.

Considerado como el secreto mejor guardado de Tenerife, Abama ofrece un ambiente acogedor y tranquilo con una impresionante biodiversidad en flora y fauna gracias a que el 61% de su territorio circundante es zona natural protegida. Todo un placer para los sentidos que podrás contemplar desde la comodidad de tu hogar, sin necesidad de salir de las instalaciones.

Ubicado en el municipio de Guía de Isora y con una extensión de 160 hectáreas, el resort ha sido planificado teniendo en cuenta la inclinación del terreno. Proyectos arquitectónicos con diseños escalonados para que cada propiedad tenga sus propias panorámicas sin entorpecer la visual de las demás. Porque el paisaje no es un elemento decorativo sino un componente fundamental en la estructura de Abama, cada uno de los complejos residenciales ha sido cuidadosamente construido para aprovechar la luz natural y ofrecer unas vistas exclusivas sobre el mar.

Las Atalayas

Fascinante mirador en la cima del resort, Las Atalayas de Abama es una comunidad residencial compuesta por diez villas de lujo independientes con vistas privilegiadas sobre la isla de La Gomera desde diferentes ángulos así como un cómodo acceso a las mejores playas de Tenerife. Los grandes ventanales y la terraza con piscina de cada propiedad proporcionan unas panorámicas excelentes al tiempo que garantizan privacidad y confort. Un diseño del estudio Corona-Amaral Arquitectos que ha sabido potenciar la inclinación natural del terreno para construir viviendas de entre 356 y 445 m2 con líneas simples de exquisita elegancia.

Custom Villas

También en la parte más alta del resort, Custom Villas cuenta con parcelas desde los 750m2 para la construcción de propiedades a la medida de tus sueños. Y aunque cada proyecto debe cumplir con algunos principios básicos para mantener la armonía estética del resort, cada villa cuenta con su propia distribución del espacio interior. Una propuesta sofisticada de gran amplitud que privilegia el paso de la luz natural y da prioridad a las impresionantes vistas sobre el océano Atlántico, el campo de golf y la isla de La Gomera.

Los Jardines de Abama

Cómplice del urbanismo en Abama, la topografía del terreno es un elemento fundamental en el diseño de Los Jardines. Situados en primera línea del campo de golf, estos 48 apartamentos se han construido de tal manera que cada uno tiene sus propias panorámicas. Ya sea sobre el mar Atlántico o sobre La Gomera, el horizonte se abre sin límites desde la comodidad de la terraza. Un espacio privilegiado para pasar unas increíbles vacaciones o incluso, para trabajar en un ambiente natural. Para el arquitecto Juan Lima Coderch, del estudio Coderch Urbanismo y Arquitectura, responsable del proyecto, lo más significativo de estas viviendas es su perfecta integración con el paisaje a través de “grandes ventanas, largas terrazas y pocas líneas”. Una propuesta minimalista que seduce por su modernidad y versatilidad.

Las Villas del Tenis

Para los premiados arquitectos Virgilio Gutiérrez Herreros y Eustaquio Martínez, artífices de Las Villas del Tenis, las terrazas y jardines de estas viviendas componen un único escenario capaz de vincularse estrechamente con su entorno. Un ambiente exterior que se abre paso hacia el campo del golf y un espacio interior completamente diáfano que deja pasar la luz natural por cada rincón. Con cubiertas verdes que contribuyen al aislamiento térmico de las propiedades y placas solares que aumentan su eficiencia energética, esta comunidad residencial brilla por su sostenibilidad al tiempo que transmite gran serenidad en su propuesta estética. Una exquisita villa para pasar temporadas vacacionales o establecer una segunda residencia con el privilegio de unas vistas sobrecogedoras sobre el océano Atlántico.

Porque el concepto de lujo ha cambiado y cada vez se acerca más al disfrute de lo natural con propuestas arquitectónicas que valoren los recursos naturales, las viviendas en venta en Tenerife incluyen entre sus grandes beneficios el paisaje que las rodea y la posibilidad de tener vistas al mar para vivir una plena sensación de libertad desde las primeras horas del día.